Toda una lección de optimismo

Alice Sommer Herz

Alice Herz-Sommer, pianista, profesora de música y judía, murió con 110 años en 2014. Ha sido la mujer superviviente del Holocausto que ha alcanzado mayor edad en el mundo, y en esta entrevista nos da una lección de optimismo.


Estuvo condenada a muerte cuando era muy joven, fue llevada a un campo de concentración. Por esta misma razón, estaba condenada a ser una víctima eterna. Sin embargo y contra todo pronóstico, se hizo con el sobrenombre de “la mujer más optimista del mundo”.


En alguna de las muchas entrevistas que concedió, Alice Herz-Sommer contó que tenía una hermana gemela con quien compartía apariencia, padres y genes; pero cuya actitud era radicalmente opuesta. Alice decía que había nacido para ser optimista y siempre se las arreglaba para ver la parte positiva ante cualquier circunstancia, incluso, en las peores condiciones.


Esta mujer fue muy admirada por la vitalidad que conservó hasta los últimos años de su vida. A pesar de su avanzada edad, practicaba el piano, su gran pasión, todos los días. Además, era ya casi centenaria cuando se inscribió en una universidad para la tercera edad, su afán por aprender y superarse no cesó jamás. Por ello, os invito a descubrir las claves de esta longevidad y del optimismo con el que siempre se enfrentó a la vida.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo